sábado, 20 de agosto de 2011

Anormales

A mí no pudieron pagarme unos estudios universitarios. No me concedieron ni beca. ¿Estudiar o comer?. A mí no pudieron pagarme un puto carnet de conducir. ¿Carnet o comer?. Cuando me pongo en el pellejo de mis padres puedo sentir cuánto debe dolerles.
Estoy harta de vosotros, niñ@s de papá y de mamá. Seguramente vengáis de una familia en la que el papi trabaja para mantener a todos y sobra, seguramente vuestra madre siempre ha sido la típica pija involucrada en toda reunión escolar, excursión o capricho del niño/a. Típica mami cabreada si le dicen que no trabaja, porque Oh! limpia su hogar. Como todas las que también trabajan fuera del hogar, gilipollas. Seguramente al cumplir los 18 vuestro puto papi y vuestra parada y acomodada mami, os invitaran a sacaros el carnet de conducir. Seguramente nada más aprobar teníais un coche esperandoos, gracias al sueldo del trabajo por enchufe de papá y.. y.. y nada de mamá. ¿Sois más por eso? ¿Sois una raza superior por haber nacido acomodados de puta cuna? ¿Los hijos de obreros merecemos la exterminación mediante cámaras de gas? ¿No? ¿Estás pensando que no? No me lo creo.
Voy a cumplir 22 años en menos de una semana. He visto a mis padres pedir préstamos sólo para comprar un coche. Un único y exclusivo coche para toda la familia. Aquí no tenemos un coche por persona, queridos. He visto a mis padres pedir dinero a mis abuelos. He visto a mis padres lamentarse tras puertas cerradas. He visto a mis padres a punto de llorar por no poder pagarme unos estudios. ¿Y nosotros somos los inferiores? Ante una crisis de tal magnitud somos los únicos que sabemos aguantar el trago y seguir.
Estoy hartade escuchar vuestras lamentaciones, "oh! qué mal estamos!" balbuceáis en vuestra puta casa de última construcción. Estoy harta de oir quejas y lamentos de personas que salen cada fin de semana a tomar algo, al cine, a cenar, a comprarse ropa. Si antes te comprabas 5 prendas de ropa y ahora te compras 3, ¿de qué te quejas? Otros no podemos comprarnos nada a penas ni en rebajas.
Estoy hasta las narices (por no decir otra zona de mi amada anatomía), de que os sorprendáis porque no he ido a la universidad, de que me preguntéis una vez al mes si voy a sacarme el puto carnet del coche, de que os quejéis y luego me enseñéis vuestra ropa/zapatos/caprichos nuevos.
Vosotros, burgueses de mierda, no sabéis lo que es sudar, llorar y no entender tu existencia en el mundo. Vosotros traéis mierda al mundo que lo tiene todo hecho, es imposible acabar con las clases sociales, parís como conejas niños consentidos de cuna.

El día en que esta crisis finalice, los ricos serán más ricos y los pobres más pobres.
Nada va a cambiar, gracias a vosotros. Gracias.
Bienvenidos al mundo real.

1 comentario:

Butterflied dijo...

Dios de mi vida, me declaro fan totalmente de esta entrada. No me voy a poner a contar mi vida aquí porque no procede, pero me he sentido totalmente identificada, extrapolando todo a mi situación, claro.

Ains, nena, cuando te pones a escribir es que lo bordas.